Top 10 Menorca

Formar una lista con los diez puntos de inmersión más interesantes supone un reto doble, seleccionar y a la vez intentar ser objetivo.
Voy a enumerar los puntos de inmersión que más me gustan actualmente de Menorca, y no tiene porqué coincidir con los gustos de cada uno.

Puntos de Buceo con acceso en Barca:
  1. Illa Porros o Illa de Cavalleria; Este islote en la Reserva Marina supone en realidad más de tres puntos e itinerarios de inmersión, se encuentran grandes meros, depredadores en acción y bancos de peces. El paisaje rocoso en algunas zonas es fascinante.
  2. Sa Llosa des Patró Pere: También en la Reserva Marina, supone uno de los puntos de inmersión más cercanos y accesibles para los centros de buceo próximos. Encaja en la descripción anterior.
  3.  Malakoff, Un gran pecio en deterioro, bastante vida entre el amasijo que forma un paisaje ruinoso muy llamativo.
  4. Pont de'n Gil; si bien no es la cueva más complicada de bucear a todos les fascina; su playa interior y los sifones de acceso maravillan a quién la bucea. El entorno cercano también es interesante, dónde hay nudibranquios y peces varios.
  5. Santa Clara; Una inmersión profunda no apta para todos lo públicos, este pecio comienza a deteriorarse; su llamativa silueta atraerá a los Fotosub.
  6. Junkers; El último descubrimiento, una avión alemán de la segunda guerra mundial reposa sobre la arena a 47m de profundidad; al igual que el Santa Clara; poca vida aunque merece por lo menos una visita.
  7. Isla del Aire; En el sudeste de la costa menorquina este lugar que debió ser protegido y cuidado hace mucho tiempo perdió una magnífica oportunidad de ser Reserva; hoy por lo menos tres inmersiones decentes lo hacen un sitio interesante. Según la época se apreciará más o menos vida.
Entrada de Infantería: 
  1. Cap de'n Font: Aquí hay 4 cuevas dignas de ver, normalmente se requiere de 2 a 3 inmersiones para verlas con algo de tiempo. Contraluces, cámaras de aire y crustáceos hacen de este cabo un sitio muy popular para los buceadores.
  2. Queso suizo: Acceso fácil, y una variedad de posibles itinerarios hacen que uno pueda bucear en varias ocasiones hasta conocer bien este lugar. Juegos de luces, nudibranquios y algo de vida se conjugan para que merezca muchas visitas de submarinistas. Ideal para nocturnas.
  3. Sa Rampa de Cala en Forcat: Una inmersión muy sencilla, también ideal para nocturnas en dónde los fondos nos muestran curiosas formaciones rocosas, vida abundante y restos arqueológicos.