domingo, 31 de julio de 2011

Reserva Marina de Menorca

espetonesReconozco no ser un habitual de los centros de Buceo, pero de vez en cuando sí hacemos alguna que otra salida interesante con ellos. Y eso fue justo lo que pasó esta mañana; habíamos reservado con Diving Center Fornells para visitar la cercana reserva norte de Menorca. El principal inconveniente para mí, es que soy un prisiñas y tengo demasiadas ganas de echarme al mar; y en los centros, pues digamos que la cosa va lenta. Algunos llegan tarde, uno se viste, otro olvida los plomos, unos no recuerdan como montar el regulador, otros se preguntan las tallas del traje, preguntan para que sirve el ordenador, se sacan el seguro, y así infinitamente hasta demostrar que soy muy impaciente.
 
divers black and whiteUnos 60 minutos después me encuentro a bordo de una semirrígida a toda pastilla hacia el cabo de Cavalleria, rodeado de neoprenos embutidos y artilugios miles; siendo mi cámara el cacharro más incómodo y aparatoso de la embarcación.

¡Que gran alegría, por una vez, por primera vez no nos llevarán a la Llosa! Fondeamos al sur hacia poniente de la "Illa dels Porros".
Briefing, ya era hora que alguien en Menorca hiciera; y al agua .... -18m y nos reciben dos grandes meros ¿o eran falsos Abadejos? que más da junto a ellos una pastinaca de bonito tamaño, mucho mejor que los minúsculos chuchos que veo últimamente. (Hacía tiempo que no veía tales bichejos)Buceamos hacia la punta del islote gozando de la compañía de serviolas, espetones y meros, un verdadero gustazo. En las paredes, puestas de nudibranquio junto a sus parientes; Flabellina Affinis y Cratena Peregrina por doquier.
Los 50 minutos de inmersión se hacen muy cortos, y el ajetreado ritmo de ir en un gran grupo me causa mucho estrés a la hora de tomar las fotos, pues requiero de más tiempo y tranquilidad; quizá cuando sepa más seré más veloz y ágil! De vuelta al ancla y tras cruzarnos nuevamente con el banco de espetones desfilantes nos detenemos frente a un cúmulo de piedras, efectivamente es Villa Pulpo, pero en este caso el más bestial y enorme que recuerdo haber visto. Tras de él, su puesta colgando de las paredes de su morada lista para eclosionar. 

barracuda