lunes, 16 de febrero de 2009

Sipadan, Cousteau y las tortugas.


Gran tortuga adulta, en estación de limpieza siendo desparasitada. Inerte aguardó la foto.

Muchos de nosotros nos hemos criado con la serie documental del comandante Cousteau, hoy a pesar de haber quedado muy anticuada y visualmente poco atractiva sigue teniendo éxito en la TV, canal valenciano por las tardes.
El comandante, su hijo, el gorro rojo de lana y el Calypso son parte de la culturilla "Pulp "de los buceadores.


Él fue uno de los primeros en explorar muchos lugares sumergidos, y su equipo descubrió la famosa caverna de las Tortugas, de hecho el episodio referente a este islote se llama; Borneo, el misterio de isla Toruga. Haciendo referencia a la caverna (la inmersión más famosa), lugar repleto de esqueletos, dónde en principio se interpretó como un cementerio. Obviamente, y por muy místico que pueda quedar, es una locura pensar en ello así. La caverna, ha sido lugar de fallecimiento de muchos animales quienes desorientados no han sido capaces de salir a la superfície para respirar, particularmente las tortugas.
Efectivamente en sipadan hay tortugas por doquier, sinceramente ver más de 30 en una mañana de buceo, es algo inolvidable, increíble y dificilmente descriptible.
Además su famoso Drop-Off, una caída desde 1m de profundidad hasta más allá de los 300m, ha hecho historia, otra de las cosas que uno debe de ver para creer. "Hay que bajar a verlo", dijo J.Cousteau.
En este punto (Drop-off), y bajo el muelle es muy fácil y habitul ver grandes bancos de peces a pesar de la poca profundidad.

Sipadan, fue desalojado hace unos años, ya no se pueden hospedar allí los buzos, por obvias razones conservacionistas. Imagino que la empresa Borneo Divers, no estará totalmente de acuerdo, pero han explotado el recurso más de 20 años (incluso guiaron una expedición de Cousteau), y comprenderán que es para un bien común.


Los tiburones de arrecife, están presentes en la mayoría de las inmersiones del extraplomo del islote, allá donde nos acercamos a los 25m de profundidad.

A pesar de la poca calidad de la imagen, uno es capaz de interpretar la gran cantidad de carángidos que se hallaban en "South Point", una confluencia de corrientes en donde las tremendas formaciones eran de lo más impresionante.